El PBI de Uruguay estaría cayendo más de 8% en abril-junio estima CPA/Ferrere

El PBI de Uruguay estaría cayendo más de 8% en abril-junio estima CPA/Ferrere

Aún en un escenario donde las medidas de distanciamiento social se levanten relativamente rápido, en por ejemplo, dos meses el impacto económico y social a causa del Covid-19 será “significativo”.

Sacyr acelera con su ferrocarril en Uruguay y se convierte en revulsivo económico

Sacyr acelera con su ferrocarril en Uruguay y se convierte en revulsivo económico

Uno de los mayores proyectos de la cartera de Sacyr en Latinoamérica, el de la remodelación y mantenimiento del Ferrocarril Central de Uruguay, se ha convertido en antídoto contra la crisis generada por el Covid-19 en el país. Y la española está pisando el acelerador para asegurar el cumplimiento del calendario del contrato pese al contexto económico.

En Uruguay se vuelve a encarecer el costo energético con al región

En Uruguay se vuelve a encarecer el costo energético con al región

Uruguay volvió a ampliar su brecha de precios de la energía con la región después de las subas de tarifas de abril. Uruguay es, por ejemplo, mucho más caro que los países vecinos en electricidad residencial, 50% más caro que Chile, el segundo en esa lista.

El dólar bajó ayer en Uruguay siguiendo la evolución en Brasil

El dólar bajó ayer en Uruguay siguiendo la evolución en Brasil

La moneda estadounidense bajó ayer 0,09% en el mercado uruguayo y cotizó en promedio a nivel interbancario en $ 43,584.

Inflación en Uruguay supera el 10% durante pandemia

Inflación en Uruguay supera el 10% durante pandemia

El aumento de precios, fundamentalmente de los productos y servicios básicos, se revierte contra los ciudadanos de menos ingresos.

Uruguay abandona cuarentena en busca de equilibrio entre salud y economía

Uruguay abandona cuarentena en busca de equilibrio entre salud y economía

El sector de la construcción en Uruguay fue suspendido del 24 de marzo al 13 de abril para evitar la propagación de COVID-19, razón por la cual los trabajadores recibieron un salario para irse de vacaciones. Cuando se reabrió la actividad, no hubo una explosión de casos positivos, todo lo contrario: la semana pasada se realizaron pruebas aleatorias en los trabajadores y, en general, los resultados fueron principalmente negativos.

La industria de la construcción emplea a 100,000 personas, desde arquitectos hasta albañiles, lo que coloca al gobierno del presidente Luis Lacalle Pou en un escenario optimista para planificar gradualmente el regreso a diversas actividades económicas y sociales y garantizar que no se deterioren. Los indicadores de salud discutidos.

Como explica el economista Javier Haedo, la estrategia implica progresar a una nueva normalidad de forma progresiva y gradual.

En cierto modo, es un proceso dinámico que le permitirá ir más rápido si los resultados son buenos y puede retrasarse o revertirse si empeora. Entiendo esta estrategia razonablemente, para evitar profundizar y extender una recesión severa, con la consiguiente pérdida de empleos y compañías. Debemos tratar de evitar la destrucción del capital que la sociedad tiene en sus trabajadores y en sus compañías, dijo. Haedo, quien fue director del OPP y subsecretario del MEF en el gobierno de Lacalle (1990-1995).

Tengamos en cuenta que Lacalle asumió la presidencia del país trece días antes de que comenzara la pandemia del coronavirus. Al igual que todos los presidentes del mundo está tomando el examen más difícil que podría atravesar un líder, sumado a tener que enfrentarse al peor enemigo en su propio territorio. No hay dudas que cada uno tiene su propio estilo y plan pero todos serán juzgados por la cantidad de infectados y muertos hasta que se derrote el virus.

Con más de 3.5 millones de casos positivos y 250,000 muertes en todo el mundo debido a COVID-19, el gobierno uruguayo ha tomado una posición diferente en relación con la cuarentena obligatoria. Ni Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, que descartó la distancia social en el mundo y los números, lo convirtieron en el país latinoamericano con la mayoría de los afectados y fallecidos, ni Angela Merkel, la canciller alemana que siempre se ha mostrado científica. en la lucha contra la pandemia. La posición del presidente uruguayo fue cuidadosa y su estrategia ha sido ajustar la salud y la economía, evitando la cuarentena obligatoria y apelando a la responsabilidad de la población. Hasta ahora, ha tenido buenos resultados con más recuperados que infectados y 17 muertes en total.

Lacalle recibió un legado macroeconómico complejo, con un alto déficit fiscal (entre 5% y 6% del PIB) y una deuda pública que había crecido unos 10 puntos en términos de PIB en años anteriores. Pero también lo recibe en mejores condiciones que muchos países de la región en términos sociales. Uruguay siempre se ha destacado por tener una amplia red de protección social. La pobreza al 9%, el desempleo al 10% y el trabajo informal al 24% son malos datos, pero no tan malos como en otros países de la región, explicó Haedo.

Con un desarrollo programado y organizado, las empresas comenzaron a operar de una manera diferente: básicamente asumiendo el papel fundamental que desempeñan en la prevención de la enfermedad. Cada propietario desarrolló su propio protocolo de salud, pero todos con el común denominador de forzar el uso de la máscara, según lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), especialmente para casos asintomáticos. Además, la mayoría ofrece guantes de látex y gel de alcohol al público durante el día.

Desde la Cámara de Comercios y Servicios del Uruguay (CCSU) aseguraron que realizaron una fuerte campaña con los trabajadores sobre la prevención y que trabajan junto al gobierno sobre la “vuelta a la normalidad”. El último relevamiento de la Cámara reflejó la dura realidad que atraviesan las empresas con una caída en las ventas del 75% o más tras la aparición del coronavirus. Además, el 60% de las empresas consideran que las medidas de apoyo son “insuficientes”.

El Grupo Centro, que asocia a los comercios del Centro, Cordón y Ciudad Vieja de Montevideo, explicó a Infobae que durante este mes y medio hubo locales que dejaron de funcionar por completo y otros que lo hicieron con horarios restringidos como los supermercados y las farmacias. “Yo nunca cerré mi farmacia, tomamos todos los recaudos y de a poco se fue educando a la gente en esta nueva modalidad”, explicó Ana Loffredo, Integrante del Grupo Centro. Casi el 70% de la actividad, que incluye los rubros de chóferes, agencias de viajes, clubes, cooperativas, hoteles e inmobiliarias entre otros, cerraron sus puertas.

“La economía se tiene que activar por la cantidad de costos fijos que tenemos los comerciantes. La rueda de pagos no se frena por nada y nosotros vivimos al día”, explicó Loffredo. Se pudo observar cómo la actividad comercial volvió a funcionar casi en un 85% y en los locales ingresaban no más de 5 personas siempre respetando la distancia de un metro de prevención. “A nosotros no nos funcionó colocar cintas en el piso para indicarle al público donde hacer la fila, entonces hoy armamos de forma casera unas sogas para que la gente respete las nuevas normas”, aseguró Carlos Torres, vendedor de una zapatería sobre 18 de julio.

“Entró al local la cuarta parte de lo que venía antes, nosotros le pedimos a la gente que venga con tapabocas y guantes y además solamente hacemos entrar tres personas a la misma vez”, dijo Sara de la marca de indumentaria Lolita. “Vi mucha gente pasar por la vidriera varias veces y no entrar a pesar de que respetamos todos los códigos de seguridad. La gente se ve temerosa”, explicó Juan de la empresa Divino de artículos para el hogar. A pesar de que hubo más gente caminando por las principales calles y avenidas del centro de Montevideo, los locales no tuvieron la actividad que Las claves de la estrategia uruguaya 90 días atrás, cuando el COVID-19 era algo que empezaba en otros países. “Ningún comerciante pensaba que las ventas iban a explotar el primer día. Pero vemos a la gente con mucho miedo porque está lesionada la confianza de los uruguayos y están inseguros de que los comerciantes nos respeten los protocolos de seguridad sanitaria”, explicó Federico Celsi, del Grupo Centro.

¡ Publicite con Nosotros !

Para mayor información consultenos