Goldman Sachs negocia una operación monopólica en Uruguay

Goldman Sachs negocia una operación monopólica en Uruguay

El grupo estadounidense Goldman Sachs, que ya es accionista mayoritario de una importante cadena de supermercados en Uruguay, negocia contrarreloj la compra de acciones de otras tres firmas del rubro, algo que desde abril estará prohibido en ese país, informó un medio local.

El accionista mayoritario de la cadena de supermercados Tienda Inglesa, pretende absorber a tres firmas de la competencia: Disco, Devoto y Géant. 

El apuro de los potenciales compradores, en medio de un cambio de Gobierno en Uruguay, reside en que el próximo 12 de abril comienzan a regir nuevas reformas sobre la Ley de Promoción y Defensa de la Competencia, votadas en septiembre pasado.
A partir de esa fecha, el Ministerio de Economía y Finanzas, a cargo de la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia, será quien autorice las concentraciones económicas cuando superan cierto umbral, que hasta el momento es de 600 millones de pesos uruguayos (cerca de 70 millones de dólares) en cualquiera de los tres años fiscales.

Asimismo, el artículo 4 de la ley de competencia establece que en "todos los casos sometidos a la solicitud de autorización, se prohíben las concentraciones económicas que tengan por efecto u objeto, restringir, limitar, obstaculizar, distorsionar o impedir la competencia actual o futura en el mercado relevante".

La preocupación surge porque, de concretarse la operación, el supermercadismo uruguayo, clave en la canasta básica de consumo popular, quedaría en manos de solo dos grupos internacionales: Goldman Sachs, y el argentino Francisco de Narváez, propietario de la cadena Ta-Ta.

En cualquier caso, los grupos empresarios se disputarán entre ellos un alicaído mercado, dado que, según datos de la Asociación de Supermercados del Uruguay, las ventas de estos comercios, que emplean a 19.900 personas, cayeron un 5% entre julio de 2018 y junio de 2019.

Más temas y noticias